EL DESPERTAR DE LAS OPORTUNIDADES


Cuando Kodak dominaba el mercado de la fotografía más de algún ejecutivo debe haber pensado “¿para qué cambiar? Hemos sido exitosos y nuestra competencia no nos alcanzará jamás. La mejor estrategia es la tranquilidad”. Tal vez en su oficina colgaba un cartel que decía “si no está roto no lo cambies”. Hasta que otros cambiaron por ellos. Y el resto es historia.

La tranquilidad puede hallarse también en las mazmorras, ¿pero basta eso para hacerlas lugares deseables para vivir? (Jean-Jacques Rousseau)

El pasado está repleto de casos como el de Kodak, que nos recuerda que manejar un negocio es como andar en bicicleta: debes seguir pedaleando o te caes. Hay que aprender del pasado pero pedalear mas fuerte.

Quienes no pueden recordar el pasado están condenados a repetirlo (George Santayana)