Presentaciones orales en el ámbito de los negocios: no hay que olvidar la importancia del espectáculo

September 29, 2016

 

En junio de 2012, el vicepresidente de la división Windows de Microsoft, Steven Sinofsky, realizó una de las presentaciones principales en la demostración del Tablet Surface en Los Ángeles, CA. Se trataba de un evento muy esperado por los medios de comunicación, inversionistas y fanáticos de los innovadores productos de hardware que Microsoft había comenzado a comercializar, como Xbox o Windows phone. La presentación marchaba bastante bien, hasta que Sinofsky quiso mostrar las nuevas alternativas de Internet Explorer. En ese momento, la frase “I can browse smoothly” fue el detonante de la desgracia: el aparato no respondió y Steven se quedó paralizado. Contra toda lógica, comenzó a insistir con sus dedos en una intento por reanudar la aplicación. No lo logró. Todos los espectadores pudimos padecer junto con él la desesperación, el nerviosismo y la imposibilidad de solucionar el problema. Luego de un par de minutos, por fin pudo calmar a la audiencia con un “...give me just a second”, al mismo tiempo que cambiaba el aparato.

 

Esto no es un caso aislado. De hecho, otros grandes oradores del ámbito de los negocios, como Steve Jobs, Laura Schwartz , Marshall Goldsmith o Tom Flick, pacedieron las mismas dificultades. El desafío radica en que un presentador eficiente debe ser capaz de resolver en vivo y en directo los problemas propios del formato oral. Lo anterior implica poner la atención en dos puntos críticos de la comunicación oral: el contenido y la actuación. Según esto, el éxito de una presentación no solo está relacionado con el mensaje, sino que con el efecto que determina la manera en la que se entrega el mensaje. Así, diversas estrategias lingüísticas se ponen en juego en el ámbito de la gestión, desde la perspectiva de los relatos de negocios. La adquisición y el entrenamiento de estas habilidades son fundamentales para el manager del siglo XXI. Se trata de un profesional que debe adoptar el tono de un interlocutor apasionado por las ideas que propone. Esta premisa le permitirá establecer relaciones eficientes, creíbles e innovadoras en un contexto empresarial y laboral altamente complejo.

 

 

Please reload

Entradas destacadas

Presentaciones orales en el ámbito de los negocios: no hay que olvidar la importancia del espectáculo

September 29, 2016

1/3
Please reload

Entradas recientes